Entrevista a Kosuke Nakamori, representante de la JNTO en España

1374 vistas 1 comentario
jnto nakamori

El pasado mes de octubre y dentro del seno de Mangamore 2016, la jornada de manganime más grande del País Vasco y una de las mayores de España, pudimos conocer al responsable de la JNTO en España, el señor Kosuke Nakamori.

Acerca de la JNTO

La JNTO, Oficina Nacional de Turismo de Japón, se asentó en España en junio del 2015 cuando se inauguró la página de Facebook de la Oficina Nacional de Turismo de Japón por motivo de clasificación de España como «mercado de atención» y se añadió a un representante de la misma en España, el señor Kosuke Nakamori.

JNTO

La Oficina Nacional del Turismo de Japón (JNTO) data del año 1964 y su mayor cometido es el intercambio internacional a través del turismo. Cuenta con 13 centros alrededor del mundo donde realizan distintas campañas a mayoristas y minoristas para ayudar a «vender» Japón como destino turístico a sus clientes y además es un portal de referencia en caso de viajar a Japón.

Entrevista a Kosuke Nakamori, representante de la JNTO en España

CoolJapan: ¿Qué tipo de estrategias se están llevando a cabo en España para fomentar Japón como destino turístico?

Kosuke Nakamori:  En este sentido, debemos reconocer que realmente una estrategia o una política turística específica para España, se puede decir que de momento existe. ¿Por qué? Se puede decir que España ya desde el principio tiene una posición bastante ventajosa.

Por ejemplo, una de las políticas que hemos implementado durante estos años desde el gobierno de Japón era la atenuación de las condiciones del visado, pero claro, Japón ya tenía un tratado bilateral con España que permite 90 días de viaje de turístico sin visado temporal; esta condición es tan inmensamente favorable que no se puede mejorar. Este tipo de políticas, las que requieren una reforma legal o que necesiten de una aprobación de las Cortes, no son ni rápidas ni factibles en este momento.

No hay una política concreta dirigida al mercado, pero en cambio, desde el año 2014, se han lanzado distintas campañas dado el crecimiento de turistas españoles a Japón. La JNTO ha colocado una representación en España, que en este momento soy yo, y hemos hecho varias campañas y promociones.

Los primeros años, entre el 2014 e inicios del 2015 se han realizado distintas investigaciones: cómo son los turistas españoles, qué perfil tienen, cuáles son sus gustos y a qué lugares prefieren viajar. Partiendo de eso, ahora es cuando estamos implementando programas más específicos para España. Quizá por estas investigaciones de mercado supimos que en España el «boca a boca» influye y mucho a la inspiración de elegir un destino turístico; por eso, este pasado verano lo que hemos hecho es invitar a dos influyentes blogueros españoles a que nos visitaran en la zona de Tohoku, que es donde queremos recuperar más turismo. Este septiembre hemos invitado a 12 o 13 turoperadores a la JATA Tourism Expo Japan para que vayan desarrollando productos turísticos y vayan conociendo a los proveedores japoneses.

La culminación de todas las estrategias dedicadas a España, y la más destacable, es que hemos decidido abrir una oficina física en Madrid para principios del año 2017. Todo esto, al no requerir una reforma en las cortes, no se puede llamar política turística, pero son varias de las estrategias dirigidas a España.

CJ: Está claro que en los últimos años está aumentando el interés en España por diversos artículos japoneses, como su gastronomía, música, moda… ¿Sabe si este interés también se ha traducido en un aumento del turismo español en Japón? ¿A qué puede ser debido este aumento de interés?

KN: Hay muchas causas del aumento de que Japón se haya puesto de moda como destino turístico para el viajero español. Quizá nos ha ayudado la favorable situación del cambio de divisa, o que hayan ido apareciendo cada vez más turoperadores que productos con destino Japón. Además, durante el año 2013 y 2014 se celebró el año dual España-Japón que ha contribuido mucho en dar a conocer los atractivos económicos y culturales, y eso evidentemente se convierte en un interés turístico.

¿En qué medida ha influido todo esto? Realmente no lo podemos saber: lo que sí está claro es que desde estos últimos tres años el número de visitantes desde España a Japón está aumentando a un ritmo de más del 20% anual, de 45.000 personas a 60.000, y de 60.000 a 77.000. Lo que está claro es que hay mucho interés y factores variados que han hecho que Japón este en boga como destino turístico.

CJ: Siendo ahora Japón un destino de moda para los españoles, ¿cómo ve el futuro de las relaciones hispano-japonesas?

KN: Obviamente, vemos un flujo constante turístico. Un turista es un embajador del país, ve in situ lo que sienten en cuanto a la cultura o cómo vivimos y luego lo traen a España y lo difunden entre sus amigos y sus compañeros. Por tanto, cuantos más turistas hayan, más informaciones contrastadas habrá. Viendo el crecimiento de turistas en ambos bandos —españoles en Japón y japoneses en España—, aquí va a haber una profundización de conocimiento importante. Con profundización de conocimiento queremos decir que habrá intensificación de relaciones tanto culturales como económicas, cada vez a un nivel más desarrollado.

CJ: Obviando los principales destinos en Japón como Tokio, Kioto, Nara… ¿qué destino turístico en Japón destacaría usted que no sea tan conocido en España?

KN: Quizá es un caso ya algo más conocido debido a que ya están apareciendo en los catálogos de las agencias de viajes; uno de los lugares que ha captado la atención de los españoles ha sido Takayama. En el año 2015 la mayor proporción de turistas de Hida-Tayakama eran turistas españoles, llegando a ser hasta el 25% de la cuota de visitantes. Una de las causas puede ser debido a que un turoperador receptivo presentó Takayama como un producto interesante, este turoperador era una agencia especializada en el mercado español.

Esto lo digo desde cierto punto de vista, pero desde el mío propio como visitante, he visto que hay muchos elementos adaptados al gusto del turismo español. Primero están los viajeros españoles, aunque no quiero ni estereotipar ni hacer un perfil del viajero español o profiling: hay muchas veces que el turista español se cansa cuando visita demasiados templos seguidos, de un templo a otro templo, a un santuario para acabar en un castillo; este tipo de visita sería típica de Kioto. Es muy interesante pero también cansa. En el caso de Takayama, es un viaje para comprobar el ambiente en general. Tiene templos y santuarios, pero son visitas muy cortas de no más de quince minutos: entras, ves la cultura popular de la zona, ves cómo son las fiestas y terminas en un breve lapso de tiempo.

Luego la ciudad la puedes explorar fácilmente a pie de punta a punta. Para los españoles, tener que ir cogiendo autobuses u otros medios de transporte no gusta y se ve como una complicación. Que se pueda hacer toda la visita a pie también tiene un valor muy importante. Además, la ciudad tiene otros valores de patrimonio como el palacio del gobernador, que esta conservado tal y como lo estaba en el periodo Edo. Takayama es una especie de «principado», salvando diferencias porque no tenía ese rango, era una tierra directamente gobernada por el sogunato y ese palacio del gobernador tenía cierta importancia en la zona y se conserva hoy en día como hace más de 200 años.

Para hacernos una idea, de punta a punta entre cada atractivo turístico tendremos una media de paseo y entre medio un barrio tradicional con casas de las épocas antiguas. No son entradas, pero son de un paseo con mucho ambiente histórico japonés. Esa tranquilidad que te da a la hora viajar es quizá lo que le ha dado mucha popularidad a Takayama, aparte de que tiene una gastronomía espectacular como la carne de Hida, que todos sabemos que es un punto muy importante para los españoles.

CJ: Destinos como Kagoshima o Hokkaidō parecen caer en el olvido frente a los tres grandes, Osaka-Kioto-Tokio. ¿De qué forma cree que se puede potenciar el turismo en estas otras regiones?

KN: Bien, en un principio las zonas de periferia fuera de las ciudades más populares, las ciudades imprescindibles, se suelen considerar para los repetidores. Según nos han contado y vamos notando por parte de entrevistas y encuestas, el perfil del turista español es conservador, hasta los repetidores van a repetir en Tokio y Kioto. SI les quitas a esta gente Tokio y Kioto, eso puede implicar a la satisfacción de los viajeros.

Por un lado, la manera de potenciar estos destinos sería ofrecerlos a modo de excursión, a viajeros repetidores y a gente que ha acabado ya sus visitas a las ciudades principales. En nuestros mercados vecinos, como Francia, Reino Unido y Alemania, ya están apareciendo turistas que se abren más a estos lugares más específicos; quizá en España hace falta más tiempo para que vayan habiendo más repetidores y que se fomenten estas zonas.

CJ: Durante muchos años, Miyajima y Hiroshima han sido los primeros destinos turísticos japoneses de Francia, sobre todo a partir del año 2006 debido a la gran campaña para la difusión de estas zonas en la Japan Expo. ¿Se van a hacer campañas parecidas en España?

KN: La promoción que estamos haciendo muy fuerte ahora en España es la difusión de Tohoku, el otro gran olvidado y dañado por el terremoto y posterior tsunami. La realización de videos promocionales o la campaña que antes hablamos donde invitados a dos blogueros influyentes españoles para que hicieran un video son parte de los proyectos para fomentar esta zona.

¿Por qué no podríamos hacer lo mismo para Hokkaido y Kyushu? Las medidas podrían ser parecidas, mayor divulgación informativa, más visualización, campañas de precios… serían también válidas. Hokkaido y Kyushu podrían recibir este empujón de campañas que aún no se han hecho, aunque Kyushu ha recibido una campaña con colaboración de hoteles locales y compañías aéreas llamada «campaña descuento Kyushu» que aquí no se ha divulgado tanto porque estaba destinado al turismo interno y países vecinos, Como aquí no ha influido, tanto no le he podido hacer un seguimiento más exhaustivo.

CJ: Con la inauguración de la línea Honkuriku Shinkansen hasta Kanazawa (y su futura conexión con Kioto), ¿prevén un incremento del turismo internacional en la ruta Nakasendo? ¿Tienen planeado promocionar internacionalmente las ciudades de esta ruta?

Sin duda, y realmente desde la apertura Honkuriku Shinkansen, empezaron a salir en los catálogos de las agencias de viajes que se hacían paradas en Matsumoto o hacer excursión desde Nagano. Entonces, la zona de Nakasendo se va a fomentar mucho, las visitas a Tsumago, Magome… Las zonas tradicionales ahora se ven ya en las rutas diseñadas aprovechando esta facilidad de accesos.

Por ejemplo, el parque Jigokudani Koen, el de los macacos, lo conocíamos por los documentales, pero no era un destino fácil de viajar. Pero ahora, con estas paradas que tiene Nagano, se ha facilitado mucho viajar a esta zona.  Y luego, sin duda, lo que se va a fomentar incluso más es la zona de Honkuriku, la zona de Kanazawa, Takayama, Shirakawago, todos estos. Yo, por ejemplo, he utilizado el Honkuriku Shinkansen para acceder a esa zona y es comodísimo.

CJ: La estrategia Cool Japan ha sido muy importante en los últimos años, especialmente desde que el gabinete de Shinzō Abe le diera un gran impulso económico. En su opinión, ¿cómo definiría ese Cool Japan?

KN: Aquí habrá muchas interpretaciones oficiales, en este caso yo voy a dar la mía personal. Creo que el nombre ha sido un acierto y define perfectamente lo que es la iniciativa. No se llama «Anime Japan» ni «Manga Japan»; le ha dado un nombre muy interesante porque podemos añadir temas como gastronomía, moda y turismo también. ¿Por qué no?

Y en este sentido, además de habernos aportado unos refuerzos económicos para desarrollar esta estrategia de divulgación de la cultura japonesa, nos ha dado también mucha fuerza de unión entre nosotros dentro de Japón, o sea, una unión a nivel institucional. Junto a estas estrategias de Cool Japan han llegado acuerdos importantes entre las instituciones japonesas competentes para divulgar distintas informaciones en el extranjero como la JNTO, JETRO o la Fundación Japón y la Embajada. Además de este refuerzo económico, se ha reforzado la unión y la capacidad de acción coordinándose las instituciones japonesas.

Realmente estamos realizando acciones conjuntas con Fundación Japón y la Embajada en muchas ocasiones. Yo le doy mucha importancia en ese punto cuando hablamos de Cool Japan, de la implicación de actores privados y de instituciones japonesas para conseguir un único objetivo, que es transmitir qué es lo atractivo de la cultura japonesa y qué es el país, Japón, en el extranjero.

CJ: ¿Por qué Japón es «cool»?

Desde el punto de vista turístico, Japón es un país muy seguro, siempre está en la parte superior de la tabla del ranking de los países y ciudades más seguros del mundo y además es eficiente, la puntualidad japonesa es conocida casí como una palabra hecha y, teniendo estos pilares que son básicos en el turismo, por mucho que tuvieran un patrimonio, por muy barato que sea el coste del viaje, si no tienes seguridad y eficiencia a los viajeros el destino no le va a resultar atractivo; aunque es a nivel turístico, yo creo que la seguridad y la eficiencia son lo más «cool» de Japón.

Le enviamos un cálido saludo al señor Nakamori y a todos los responsables de la JNTO en Europa, que están realizando un trabajo impecable, y a la organización de Mangamore, que cada año se superan cada vez más y que nos ofrecieron un contenido de calidad al que llegan pocos eventos en España.


Fuentes:

  • Entrevista redactada por: Miguel Serrano, Ramón Sanmatías, Carlos Alfaro y Juan Carlos Pérez [CoolJapan.es] | Entrevista realizada por: Juan Carlos Pérez [CoolJapan.es]
  • Imagen tomada por: Juan Carlos Pérez [CoolJapan.es]
Bio del autor

Juan Carlos Pérez

Gestor de eventos culturales,Técnico Audiovisual. Presidente de las asociaciones Nozomibashi y Nippon no Michi, Blogger y director del proyecto Cooljapan.es. En ocasiones también soy creador de videojuegos.