Crónica del FicZone 2017

1229 vistas Deja un comentario
cabecera_ficzone

El pasado mes de abril la afición otaku andaluza vivió un fin de semana cargado de diversión. En Granada se celebró una nueva edición del FicZone. En esta ocasión el evento amplió enormemente su contenido, incluyendo el famoso Granada Gaming. Por ello, la totalidad del palacio de congresos de la ciudad fue ocupado por miles de aficionados dispuestos a vivir gran fin de semana.

Esta nueva edición contó con la presencia, entre otros, de Akira Yamaoka, músico y compositor de bandas sonoras de videojuegos tan sonadas como la saga “Silent Hill”; y de Hiroshi Nagahama director de obras de gran calibre entre las que destacamos “Mushihi”.

La unión hace la fuerza

Esta edición si por algo ha destacado respecto a las anteriores es por el aumento de su contenido. Si parecía bastante completo en años anteriores, Crossover ha vuelto a sorprender tirando la casa por la ventana. Y es que el día 1 y 2 de abril no solo se celebró el FicZone, sino también el Granada Gaming.

Como se suele decir, la unión hace la fuerza, por lo que la fusión de ambos eventos en uno solo resultó todo un acierto por parte de la organización. Así, la totalidad del palacio de congresos de la ciudad acogió a cientos de miles de visitantes deseosos de vivir un fin de semana lleno de diversión, rebasando incluso las expectativas.

público asistiendo al evento

Diversión y actividades para todos

Si por algo destacan cada una de las ediciones del FicZone es por su extenso contenido. Y es que además de traer una gran variedad de tiendas donde adquirir todo tipo de curiosidades y las últimas novedades del mundo otaku, también podemos encontrar talleres, concursos, charlas, etc. En resumen, un extenso contenido apto para todos los públicos.

Del enorme y variado contenido destacamos una alta presencia de los e-sport, con un variado repertorio de torneos. Las finales pudieron sentirse por un acalorado público en un escenario especialmente dedicado para ello. En la zona gaming también tuvimos la oportunidad de probar multitud de juegos indie en desarrollo o recién lanzados, como por ejemplo el Crimson Breath. 

Por otro lado, y como no podía ser de otra forma, esta edición contó con la presencia de un amplio abanico de artistas y artesanos que mostraron sus creaciones en un mercado especializado. Aquí pudimos ver como cada vez más las nuevas tecnologías se han ido mezclando con las artesanías para crear obras de lo más curiosas. Por ejemplo podemos citar un pequeño rincón donde una pareja granadina se dedicaba a modelar e imprimir piezas en 3D para posteriormente pintarlas a mano. También contamos con la presencia de grabadores de cristal, pirograbadores, ilustradores, pintores, escritores y todo tipo de artistas.

En el exterior del recinto pudimos vivir unas reñidas competiciones de softcombat así como de Wyvern Soul, con gran afluencia de participantes y de público.

Pero no solo disfrutaron los amantes de videojuegos y el deporte, sino también los apasionados de los juegos de mesa. La organización preparó una sala con cientos de mesas dedicadas a los amantes de los juegos, donde participar y competir con cientos de personas.

cosplayers asistiendo al evento. Up

Así mismo, en el escenario principal del evento pudimos disfrutar de un completísimo concierto que nos ofrecieron las idols japonesas 9nine. Además contemplamos un más que reñido concurso de cosplay con un enorme trabajo detrás por parte de los cosplayer, tanto en la actuación como en la confección de sus trajes.

Queremos hacer una mención especial a dos zonas super creativas. La primera de ellas es la zona lolita, en la que resaltaban los exuberantes trajes que exponían. Las chicas estaban encantadas de aconsejar a todas aquellas que quisieran adentrarse en este mundo. Por supuesto, no podíamos olvidar la zona coreana, amenizada por multitud de actividades relacionadas con el baile y la música que resultaron de lo más llamativas.

Como no podía ser de otra forma en este portal de cultura japonesa, queríamos destacar la zona especialmente dedicada a ello. Aquí, participamos en multitud de actividades tanto con la asociación cultural Akiba-Kei como con Sempai. Entre ellas, pudimos probar un photocall al más puro estilo japonés, con yukatas incluidas. También nos divertimos con los desternillantes combates de sumo y probamos talleres de dibujo y entintado manga o de creación de tu propio koinobori.

Resumen del evento

En resumen, este año Crossover y el resto de colaboradores con el evento han vuelto a sorprender por su gran organización. No sólo han mantenido su nivel de calidad sino también han mejorado enormemente su contenido, incluyendo también a los amantes de los videojuegos en esta edición. Todo ello manteniendo un precio relativamente bajo de entrada respecto a sus competidores actuales.

Por todo ello, esperamos ya con ganas volver a disfrutar el próximo año del FicZone junto a vosotros lectores. Si asististeis al evento y queréis comentar vuestras impresiones podéis hacerlo abajo en comentarios.


Fuentes

Bio del autor

Macarena Torralba

Licenciada en Bellas Artes en la U. de Sevilla, actualmente es doctorando en la misma universidad. Estudiante de diseño y apasionada por el arte y la cultura nipona.