Bunraku, teatro de marionetas japonés, en Madrid

2141 vistas Deja un comentario
Bunraku

El teatro japonés es estupendo, pero las obras representadas con marionetas tampoco dejan a nadie indiferente. Si queréis pasar un buen rato viendo un poco de esta corriente artística, no faltéis el domingo 5 de marzo a las 18:00 a la Casa del Lector de Matadero en Madrid.

¡Os sorprenderá!

El ningyō jōruri o bunraku

¿Pero qué es esto del bunraku? El ningyō jōruri o bunraku, como se conoce al teatro tradicional de títeres japonés considerado Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO, es un estilo de teatro altamente sofisticado en el que se combinan tres artes escénicas distintas: las marionetas (ningyō), la recitación (jōruri) a cargo del recitador (tayū) y la música del shamisen.

Artistas invitados al evento

En esta ocasión nos visitan tres reputados titiriteros de bunraku:

Kanjuro Kiritake III
Uno de los mejores titiriteros de su generación y heredero del mítico Kanjuro Kiritake II

kiritake 3

Minoshiro Yoshida

20160823f00ec

Kanjiro Kiritake

de978a6fce6500255433a8e4c34fdff7

Estos tres artistas ofrecerán una charla sobre el teatro de marionetas y una muestra de esta arte escénica para todos los públicos, organizado por Fundación Japón.

Conferencia y demostración de Bunraku

  • Fecha: domingo, 5 de marzo de 2017
  • Horario: 18:00 horas
  • Lugar: Paseo de la Chopera, 14 – 28045 (Madrid)
  • Organizador: Fundación Japón
  • Precio: Entrada libre hasta completar aforo

Podéis consultar toda la información en: Fundación Japón


Fuentes:

Bio del autor

Sara Gómez

Nacida y criada en Valencia, pero de corazón japonés. Aficionada al manganime y la cultura nipona desde muy temprana edad. Técnico Superior en Finanzas y apasionada de las letras y los idiomas. Actualmente, preparando el Noken 4. Gran coleccionista de cine, series y mangas. Al acecho de exquisitas adquisiciones y siempre intentando conseguir alguna joya descatalogada. Todavía no ha visitado el país del Sol Naciente, pero como ella dice: Cuando vaya a Japón, será para quedarse.