Escena perteneciente al verdadero final de Metal Gear Solid V – The Phantom Pain, en que el auténtico Snake se prepara para partir, tras haber organizado su fuga y su cambio de identidad con Ocelot, quien ahora marcha a reunirse con el doble, Venom Snake. Esto explica la repentina ausencia de Ishmael tras el accidente. Venom perdió la consciencia, y Ocelot sacó de allí a Big Boss, dejando a Venom solo, para luego ir a ayudarle, y más tarde comenzar la trama del juego. Otra señal que ayudó a los fans a pensar en que algo no encajaba en el protagonista, es que parte de esta misma escena fue mostrada en tráileres del videojuego, donde aparecía Snake con exactamente el mismo atuendo, sobre su moto, pero luciendo el brazo prostético de Venom y la metralla incrustada en su cráneo.

The-Man-Who-Sold-the-World-01

Acerca Andrés Domenech Alcaide

Doctor en Bellas Artes por la Universidad de Granada, especializado en investigación en videojuegos y Bellas Artes. Gran aficionado por la cultura japonesa y la historia del país nipón. Videojugador desde poco después de aprender a caminar, admiro a creativos como Shigeru Miyamoto, Eiji Aonuma o Hideo Kojima. Uno de mis sueños es el de montar mi propio estudio de videojuegos en España o Japón, y/o colaborar en producciones como jefe de arte o diseñador de personajes.

Visitar también

Conferencia «Las influencias en la saga Street Fighter» en el Museo del Videojuego

El próximo sábado tenéis una cita en el Museo del Videojuego de Ibi. Mediante la …

Hiroshige

«Hiroshige», de Yone Noguchi

La editorial Sans Soleil, especialista en libros sobre arte japonés dedicados a los grandes pintores …

La figura del onnagata y el homoerotismo en el kabuki

El homerotismo entra en las artes escénicas El homoerotismo siempre ha estado presente en la …