Le Mans 24H: Alemania contra Japón en el templo de la resistencia

2142 vistas Deja un comentario

Pocas carreras estás envueltas en tanta leyenda como la que discurre en el circuito de La Sarte, Francia, muy cerca de la localidad de Le Mans. Allí, el campeonato de resistencia (WEC) celebra todos los años las mundialmente conocidas 24 Horas de LeMans. Una carrera sin tregua, llena de historia, donde ni la noche hace sombra a las chispas que levantan los coches en cada uno de los cambios de rasante en el maltrecho asfalto de las secciones del circuito que, el resto del año, son prácticamente carreteras convencionales.

Allí se dan cita por categorías todas las marcas, pero existe un Olimpo entre ellas, los LMP-1, las máquinas más potentes, capaces de rivalizar e incluso superar a los modernos Fórmula 1. Cuatro son los contendientes este año, por parte de Alemania, dos marcas del grupo VAG, la todopoderosa Audi y la legendaria Porsche; mientras que Japón lleva como insignias a los resistentes Toyota y los transgresores Nissan-Nismo. ¿El por qué de estos apodos? Lo veremos ahora mismo con un poco de historia.

9118759033_161bd3752d_o

En la última década, tras ganar varios campeonatos seguidos, Audi se autoimpuso el reto de ganar el campeonato de resistencia (y LeMans) con un bólido a gasoil. Ni cortos ni perezosos, armaron un motor turbo diesel asistido por un motor eléctrico, como ya es obligatorio en la categoría, y los alemanes cumplieron volviendo a ganar. Solo pensad en la osadía de hacer ganar una carrera con la evolución de un motor TDI, ¡esa que montan casi todos los taxis!

Visto que no había rival, los japoneses de Toyota recogieron el guante. La tecnología híbrida (motor de combustion interna + motor eléctrico) era ya la norma en el campeonato y los creadores del archiconocido Prius, el híbrido más vendido del mundo y que merecerá un extenso artículo en CoolJapan, tenían que demostrar su poderío. Tras un par de años de ensayos, no consiguieron el trofeo de LeMans, el cual acariciaron, pero si el campeonato de resistencia el año pasado.

Audi_and_Toyota_LMP1_at_Le_Mans_2013

Porsche llegó para echar una mano contra los japoneses y, de paso, ver si ganaban a sus hermanos alemanes de Audi. Otra cosa no, pero de la marca de Stuttgart se le puede esperar siempre que sepan construir un deportivo. Pero LeMans no es un juego y, pese a su muy destacable actuación aún no han conseguido el preciado premio. ¿Tal vez este año sea la definitiva?

Pero deberán de batirse con los nuevos chicos malos del barrio, Nissan, bajo su denominación deportiva, Nismo, se presentan con un coche que rompe todos los esquemas de los LMP-1. ¿Motor central y tracción trasera o total? No, estos chicos han puesto el motor delante y tracción delantera, dejando el motor de apoyo eléctrico en el tren trasero. “¿Audi pudo hacerlo con un diesel? Pues nosotros con un tracción delantera” Hasta donde llega la osadía que los neumáticos delanteros son más anchos que los traseros.

Pero esta es la belleza de LeMans, la de una batalla en la que cada uno enfrenta a su campeón con sus propias armas. Nadie dice dónde ha de ir el motor, la capacidad del tanque de combustible o la marca de neumáticos a usar. Sólo has de llegar a la meta, tras 24 horas de infarto… y de una pieza.

Pero al final la realidad fue tozuda y el fin de semana del 13 al 14, estos contendientes se batieron el cobre sobre el asfalto. Porsche le arrebató la corona laureada a Audi, que llegó en segundo lugar mientas Toyota, algo aletargada este año no conseguía mantener el ritmo. La peor cara de la moneda se la llevó Nissan, cuyo prototipo no llegó a rendir lo esperado, pero su propuesta era muy arriesgada, por lo que esperaremos el año que viene para comprobar si han acertado o no.

El espectáculo no termina y aunque LeMans lo han ganado la marca de Stuttgart, falta saber quien se llevará el campeonato y ahí, Toyota aún tiene mucho que decir.

2015-02-01-nissan-gt-lm-nismo-08


Fuentes:

Bio del autor

admin

No Description or Default Description Here