Mazda Mx5 2015, toma de contacto

3494 vistas Deja un comentario
MX5-16-L-US-227_woman-(1)

El año pasado fue un aniversario muy especial. Hacía un cuarto de siglo, allá por 1989, Mazda sacó a la venta la primera versión del Mx5, o como se le conoce en Estados Unidos, el Miata. Un coche que marcó un antes y un después, resucitando el espíritu de los roadsters que se hicieron tan populares en los años setenta. Este fenómeno fue muy llamativo en Japón, donde la limitación del tamaño de los vehículos que darían paso al concepto del Kei car ya empezaba a imponerse ante la masificación de la población en las grandes ciudades como Tokio.

Fiat_X19_1978
El tiempo ha pasado, pero el concepto roadster perdura. Fiat X1/9.

Las marcas europeas, con las italianas a la cabeza, dejaron de lado la construcción de sus modelos insignia como el Afa Roadster o el Fiat X1/9. Coches pensados para el deleite de la conducción, sin más comodidades que sentir las rugosidad del asfalto y el sonido de un motor que, debido a su bajo peso, empujaban con alegría sin muchos caballos. Precisamente, tuve la oportunidad de conducir el X1/9 hace unos años y la sensación de velocidad y pilotaje que me transmitió es una delicia que a día de hoy sigue haciendo que me relama al recordarlo.

188_v3_Med
Del fondo hacia el frente: NA, NB, NC y ND.

Tras quedarse los japoneses huérfanos de estos pequeños y ligeros deportivos durante los años ochenta, Mazda aprovechó la oportunidad para sacar su propia reinterpretación justo cuando terminaba la década. El MX5 se convertiría rápidamente en una leyenda, con un éxito de ventas fulgurante en Estados Unidos y en Japón. Líneas suaves para un deportivo modesto pero divertido, cuya única intención era la de seguir el lema de la marca «Jinba Ittai» (人馬一体, «jinete y montura»). Tal fue su éxito que el Museo de Arte Moderno, el Moma de Nueva York, luce uno de sus pilotos traseros como una obra de arte.

Pero los años han ido pasando y las generaciones también. El primer modelo, el NA, sufrió un retoque estético y mecánico, dando paso al NB, que cedería el testigo al NC a principios de este milenio, completamente renovado. Pero los veinticinco años había que celebrarlos por todo lo alto y Mazda nos mostró la última evolución de este singular deportivo, el ND.

11412205_10155625820005363_3327680926981383856_o

Basándose en su nueva línea «hazumi», que inauguraría incontestable éxito, el máximo exponente lo vimos de cerca con el Mazda 3. El nuevo Mazda Mx5 tiene una línea mucho más agresiva y afilada, recordándonos a la última evolución del BMW Z4 pero con más carácter, especialmente en la zaga, reconocible a distancia.

2016-Mazda-MX-5-Miata_3_lg

Tuve la ocasión de ponerme al volante de la unidad que tienen en Valencia en el concesionario Almenar para una toma de contacto. Sin duda, luce más agresivo cuando lo ves en directo y sentarse con tus nalgas tan cerca del asfalto, envuelto por el salpicadero y el cielo como único testigo, hacen que dar al botón de arranque sea una sensación única.

2016-Mazda-MX-5-Miata-interior_lg

Muy atrás queda el tacto áspero del Fiat de los años setenta, aquí todo es comodidad. La palanca de cambio es corta y muy precisa, y cada vez que hundes el acelerador (talonero, como manda en cualquier deportivo) el sonido del motor acompaña con una respuesta contundente. La unidad que probé era la de motorización más modesta, un motor atmosférico de 130CV, pero el coche se comportó con alegría y precisión en los escasos kilómetros que lo tanteé.

Se podría pedir unas luces led de haz como en sus hermanos de marca o la inclusión en las opciones del HUD sobre el volante que te muestre la información, pero son pequeños retoques que no empañan en nada la experiencia y que, a bien seguro, irán apareciendo en actualizaciones del modelo.

MX5Club_2016_021
Let’s go!

No pienses en hacer la compra con este coche, ni tan siquiera en ir con los amigos, pues el plural está fuera de un biplaza. Ni siquiera la ciudad es su mundo: coge una carretera y espolea a esta montura fiel y con carácter. Ese es su hábitat natural.


Fuentes:

Bio del autor

admin

No Description or Default Description Here