Junto a su adlátere roedor, Dankichi enseña a los fieles nativos a rendir culto a los kami –y al país nipón– en el templo del Sol Naciente, mandado construir por él mismo. Obsérvense los símbolos patrios –la bandera nacional portada por el niño y la corona que ciñe su cabeza, trasunto del kanmuri o tocado imperial japonés– y los elementos asociados a la religión oficial del Estado –la torii o puerta de acceso al santuario sintoísta y la ofrenda de alimentos llevada por el aborigen, ataviado, no por casualidad, con un tate-eboshi, gorro ceremonial propio de la nobleza cortesana, la aristocracia guerrera y el clero sintoísta–.

IMAGEN 4

Acerca Juan Carlos Pérez

Gestor de eventos culturales,Técnico Audiovisual. Presidente de las asociaciones Nozomibashi y Nippon no Michi, Blogger y director del proyecto Cooljapan.es. En ocasiones también soy creador de videojuegos.

Visitar también

RESEÑA DE «36 VISTAS DEL MONTE FUJI», DE SANS SOLEIL EDICIONES

FICHA DEL LIBRO TÍTULO ORIGINAL: 富嶽三十六景, (Fugaku Sanjūrokkei) AUTOR: Katsushika Hokusai (1760-1849). Redacción por Vicente …

Reseña de «Crónicas de los samuráis» de R. Ibarzabal

Ficha de «Crónicas de los samuráis» TÍTULO: Crónicas de los samuráis AUTOR: R. Ibarzabal GÉNERO: Divulgación …

La estética japonesa y su influencia en la publicidad

La Real Academia de la Lengua Española define la estética como la “armonía y apariencia …