Reseña de Dragon Quest VIII – El periplo del rey maldito

930 vistas Deja un comentario
Dragon-Quest-VIII-logo-01

FICHA DEL JUEGO

  • TÍTULO ORIGINAL: Dragon Quest VIII – Sora to Umi to Daichi to Norowareshi Himegimi (ドラゴンクエストVIII空と海と大地と呪われし姫君)

    Carátula de Dragon Quest VIII para 3DS
    Carátula de Dragon Quest VIII para 3DS
  • DIRECTOR: Akihiro Hino
  • PRODUCTORES: Ryutaro Ichimura y Yoshiki Watabe
  • DESARROLLADORES: Level – 5 (Versión original de Playstation 2); Cygames y Square Enix (versión de Nintendo 3DS)
  • DISTRIBUIDOR: Square Enix (Versión original de Playstation 2); Nintendo (versión de 3DS)
  • GÉNERO: Rol.
  • PLATAFORMAS: Nintendo 3DS, Nintendo 2DS, New Nintendo 3DS, Playstation 2 (juego original)
  • FECHA DE LANZAMIENTO: 27 de agosto de 2015 (Japón); 20 de enero de 2017 (Europa y Norteamérica)
  • PRECIO: 34,95 €

 

La vuelta de uno de los juegos de rol japoneses más queridos

El que fuera el primer videojuego de la saga Dragon Quest en ver la luz en todo el mundo, ha vuelto a nosotros, esta vez en formato portátil. Para celebrar el trigésimo aniversario de Dragon Quest, Square Enix relanzó primero la séptima parte, que tan acertadamente reseñara nuestro compañero Carlos Alfaro en su momento, y ahora vuelven a la carga, esta vez con la octava entrega, El periplo del rey maldito.

La séptima aventura principal de Dragon Quest, apareció en Japón en 2013 (en su versión para Nintendo 3DS), y esta entrega salió a la venta en agosto de 2015 en el país nipón. Dado el enorme volumen de diálogos de los videojuegos de rol como Dragon Quest y los problemas con la localización a varios idiomas que esto conlleva, suelen hacerse de rogar a la hora de salir a la venta en occidente.

Además, la saga no gozó fuera de Japón (si obviamos el caso de todas las entregas aparecidas en Estados Unidos bajo el nombre de Dragon Warrior, hasta esta, de Playstation 2 originalmente) de la fama con que contaron otras franquicias como Final Fantasy, hasta que Square y Enix se unieron; siendo este videojuego uno de los lanzamientos mejor recibidos, y que además supuso la puerta de entrada para el resto del mundo al universo de Dragon Quest.

Esta “apertura”, ha supuesto que Square Enix, desde 2007, comenzase a relanzar títulos inéditos para España, comenzando por Dragon Quest IV para DS, pasando por la quinta y sexta entregas, hasta terminar con la novena iteración de Dragon Quest, nacida para Nintendo DS en exclusiva (Enix había lanzado versiones nuevas de las primeras tres entregas, para Gameboy Color, en el año 2000, pero no gozaron de la publicidad y difusión mundial que esta entrega sí tuvo).

Y esto no termina aquí, ya que podéis sumaros a la espera de las ya confirmadas para Nintendo Switch (aunque aún no para fuera de Japón), décima (esta se trata de un videojuego online) y undécima partes de la saga. Por desgracia, ni Dragon Quest VII, ni Dragon Quest VIII habían gozado de un relanzamiento, como sucedió con los otros títulos… hasta ahora.

El característico estilo visual de Dragon Quest VIII – El periplo del rey maldito

El mangaka e ilustrador Akira Toriyama, famoso por crear las franquicias de Dragon Ball o de Dr. Slump, ha realizado varias incursiones en el mundo del videojuego (Chrono Trigger, Tobal no. 1 o la saga Blue Dragon); siendo su trabajo para los videojuegos de Dragon Quest a lo largo de estos treinta años, de los más recordados por sus admiradores.

Desde que su compañero en la revista Shōnen Jump, Yūji Horii, contactase con él para que le diseñase unos monstruos para su, por aquél entonces, nuevo proyecto (Dragon Quest), la relación del mangaka con la franquicia ha continuado, aportando ese toque tan característico y caricaturesco de Toriyama al mundo de fantasía ideado por Horii.

El videojuego que nos ocupa, gracias a la técnica del renderizado en cel shading, mostrará unos gráficos completamente fieles al estilo de Toriyama, si bien, por motivos de potencia o espacio, no se verán tan espectaculares en esta nueva versión portátil, que como lo hicieron originalmente en Playstation 2, pese a, eso sí, verse más coloridos y nítidos en según qué situaciones (en interiores es donde mejor lucirá esta versión, ya que el mapamundi es donde más elementos gráficos se han recortado).

Aunque el mundo del juego lucirá igualmente bien (además hay que tener en cuenta que las capturas de pantalla de una videoconsola de tan baja resolución como 3DS se ven de forma muy inferior a cómo vemos el videojuego jugándolo directamente en dicha consola).

La ladrona Rubí (Red)
La ladrona Rubí (Red), en las versiones de Playstation 2 (izquierda) y Nintendo 3DS (derecha). Podemos ver en la imagen izquierda, la interfaz que se utilizó en Playstation 2 para la versión internacional, mucho más agradable y fácil de manejar que la de la versión de 3DS.

 

Diseños tan divertidos e icónicos como los de los limos, de personajes protagonistas como Yangus o Jessica, o personajes secundarios como Munchie, la mascota del héroe principal (protagonista a quien nosotros daremos nombre), nos llamarán rápidamente la atención, y casi todos derrochan personalidad y sentido del humor.

Un cambio a tener en cuenta en el aspecto visual (este muy de agradecer) es la inclusión del mapamundi desde el principio de la aventura, con el que podremos interactuar en la pantalla inferior de nuestra videoconsola. Otros no nos parecerán quizás tan acertados, como el de utilizar un diseño de interfaz más similar y fiel a las entregas clásicas de Dragon Quest, en lugar de adoptar la versión más moderna y más estética con que nos llegó internacionalmente Dragon Quest VIII en Playstation 2.

Por desgracia, el efecto de 3D estereoscópico de la consola casi no será utilizado en este título (mientras que en Dragon Quest VII sí se hacía un buen aprovechamiento de dicha capacidad), para apenas algunos menús.

El salto gráfico no se encuentra evidente, como sí nos sucedería con la entrega anterior en su versión para 3DS (Dragon Quest VII), aparecida en España hace tan sólo unos meses, donde, de unos simples sprites y música de peor calidad (técnicamente hablando, ya que las composiciones de Sugiyama fueron soberbias para esa entrega también), pasamos a un videojuego en perfecto 3D poligonal y con una banda sonora sintetizada de mayor calidad que en el original, muy cercanos a una orquesta.

No obstante, el juego luce bien, y no notaremos tirón alguno o parones (aunque permanecerá el “popping” existente en la versión de Playstation 2); irá siempre con suavidad.

Historia y personajes. La cruzada de “Héroe” por ayudar al rey Trode y la princesa Medea

La historia de este Dragon Quest será completamente fiel a la original (si no tenemos en cuenta los cambios que se han hecho a algunas cinemáticas con motivo de “suavizarlas” debido a la censura que ha sufrido esta versión). Nos pondremos en la piel de “Héroe” (el protagonista a quien daremos nombre), que, junto a Munchie y Yangus, comenzarán su aventura por ayudar al rey Trode de Trodain a recuperar su forma original, ya que tanto él como su hija y su reino, han sido maldecidos por el malvado Dhoulmagus, que será el antagonista principal (aunque no el único) de este videojuego.

Al rey lo convirtieron en una especie de trol parecido a un sapo, a la princesa Medea en una yegua; y su castillo y súbditos no sufrieron un mejor destino.

Si bien, como sucedía con la entrega original de Playstation 2, no nos encontramos ante la historia más original de la historia de los juegos de rol, ni de todos los Dragon Quest; será el encanto y relaciones entre los personajes y las pequeñas sub-tramas alrededor de este viaje por el mundo, lo que nos harán este Periplo del rey maldito, una experiencia a recordar.

El Héroe será un antiguo guardia de palacio leal y muy versátil en combate, e irá acompañado por Yangus, un bárbaro/ladrón ahora supuestamente retirado (ya que seguirá haciendo gamberradas de vez en cuando o usará sus contactos y artimañas de los bajos fondos para ayudar al equipo), cuya lealtad hacia el protagonista es incuestionable. A ellos se unirán personajes como la fuerte Jessica, una aprendiza de hechicera de gran carácter, que desafía su vida de noble y de típica chica mona, para tomar las armas y ayudar a los protagonistas, a la par que lleva a cabo su propia cruzada personal.

También no podemos olvidar a Angelo, el atractivo rompecorazones y tramposo jugador, cuya trama personal también nos hará cogerle gran aprecio por lo trágico de su pasado; cuyos constantes halagos hacia Jessica (y los rechazos por parte de ella hacia él), y toda chica guapa viviente, pero enorme determinación y estilo, también se ganará nuestro aprecio.

Para esta versión, Square Enix ha querido añadir a dos personajes jugables más, que antes formaban parte de la historia en algunos momentos. Nos referimos al estrafalario pero a la par estiloso Morrie, dueño de una arena de combate (en la que además, podremos hacer luchar a nuestros propios grupos de monstruos); y a la jefa ladrona Rubí, por quien Yangus solía beber los vientos. Una chica de gran talento y también fuerte personalidad.

La adición de estos personajes hará también posible una capacidad que podríamos ver en videojuegos como Final Fantasy X, que es la posibilidad de cambiar los miembros activos del grupo en mitad de un combate, sin tan siquiera perder un turno; lo que hará que podamos cambiar nuestras estrategias de combate en mitad de una reyerta.

Morrie y Rubí no sólo aparecerán como personajes de la trama, sino que podrán unirse a nosotros durante nuestra aventura.
Morrie y Rubí no sólo aparecerán como personajes de la trama, sino que podrán unirse a nosotros durante nuestra aventura.

El sonido del título, también con cambios

El que voy a mencionar a continuación, será uno de los detalles que quizás más patinarán para los que jugaran a la entrega original de Playstation 2 de hace más de diez años, y, al parecer, por motivos de licencias, en esta ocasión no nos han podido brindar la magnífica versión orquestada de la banda sonora de Dragon Quest VIII, compuesta y dirigida en directo por el propio Koichi Sugiyama; tal como sucediera con la versión internacional de PS2, donde pudimos disfrutar este videojuego con esas versiones, que cooperaban en facilitar la inmersión y aportar grandiosidad al título.

Sin embargo, la música cuenta con la supervisión de Sugiyama, y el sonido será muy similar a una orquesta, diferenciándose también de la banda sonora original de la versión de Playstation 2 que salió en la versión original de Japón (donde el juego no dispuso de la banda sonora con orquestación, sino mediante sintetizador). Aun así, se habría agradecido que tanto Dragon Quest VII como Dragon Quest VIII llegasen al resto del mundo con la banda sonora orquestada (como sí ha sucedido en la versión japonesa de 3DS de ambos videojuegos); o que se pudiera seleccionar entre ambas versiones.

Aparte de este error (habrá quien prefiera la versión sintetizada de la banda sonora, así que no tiene por qué serlo en absoluto), el sonido del videojuego nos ha llegado intacto a como lo recordásemos en Playstation 2, acompañado además por el mismo doblaje al inglés, con los altibajos que este sufría; pero que contaba con voces muy icónicas y carismáticas, como las del rey Trode o Yangus (interpretados por John Glove y Ricky Grover, respectivamente).

El elenco al completo volverá para la versión de 3DS, con el cambio de la actriz que doblaba a Jessica, Emma Ferguson, por no estar disponible; por la actriz Jaimi Barbakoff (que ha doblado a Triss Merigold en The Witcher 3, por ejemplo). Volverán también voces como las del carismático Morrie o la del implacable Marcello. Dado que se han añadido nuevas secuencias de historia e interacciones nuevas entre personajes, algunos actores han vuelto para grabar nuevas líneas de diálogo. También habrá nuevas voces, para algunos personajes que se encontraban sin audio en la versión original (incluso para algunos monstruos).

La única pega a este respecto, será quizás que no dispondremos de la opción de elegir si preferimos el doblaje inglés o uno en japonés, ya que sólo estará presente la versión anglosajona (para aquellos jugadores a quienes no guste el doblaje, éste se puede desactivar a voluntad). Cada personaje tendrá un acento distinto según su escala social o lugar de procedencia (como el acento “cockney” de Yangus o la forma de hablar más educada y lisonjera de Angelo), y es algo de que podremos disfrutar mucho mejor si escuchamos el doblaje del juego.

Los sonidos clásicos de la interfaz de Dragon Quest también nos acompañarán, así como los conocidos efectos de sonido asociados a monstruos, combates, menús, objetos, etc. Tanto el diseño de la interfaz gráfica como estos detalles, parecen apuntar a que Square Enix ha querido dar algo de cohesión al lanzamiento internacional, para que estéticamente recuerde más a los Dragon Quest clásicos; aunque se habría agradecido alguna opción para personalizar los colores de la interfaz o fuentes (que serán algo difíciles de leer si disponemos de una Nintendo 3DS XL o New 3DS XL, dado el re-escalado, que hará que se vean un poco más desenfocados).

Por fortuna, la traducción al castellano será prácticamente impecable para aquellos que no dominen otro idioma, y recogerá usos de lenguaje para ciertos personajes  y distintas formas de expresarse según su escala social o lugar de procedencia, para aportar variedad al elenco (Trode o Angelo no se expresarán de la misma forma que Morrie, con su logrado acento italiano, por ejemplo, y esto será visible en la traducción al castellano de sus intervenciones; aunque no será tan visible como, por ejemplo, en la localización de Dragon Quest VII).

Aquí podemos ver algunas de las frases de Yangus, en donde se ven usos de la jerga “cockney” londinense, así como también podemos comprobar que el texto, pese a no ser lo más nítido y claro que hemos visto en un videojuego, es perfectamente legible.
Aquí podemos ver algunas de las frases de Yangus, en donde se aprecian usos de la jerga “cockney” londinense, así como también podemos comprobar que el texto, pese a no ser lo más nítido y claro que hemos visto en un videojuego, es perfectamente legible.

Más añadidos de esta nueva versión portátil

Para muchos, quizás no resulte tan atractivo adquirir este videojuego tras haber disfrutado del original en Playstation 2, y además, podrá no resultarnos la mejor versión dado al evidente “downgrade” o “degradado” gráfico y sonoro que ha sufrido. No obstante, añadirá suficientes funciones y elementos como para poder atraernos, y, sobre todo, es una gran versión para personas que no pudieron jugar al original de la videoconsola de Sony.

Comenzando con que contaremos con dos mazmorras más con enemigos a batir cuando completemos la historia principal, y siguiendo con el ya de por sí, goloso aliciente de poder llevar la aventura donde nos plazca, al tratarse de una versión portátil (y que no os engañen los ojos, pese a que los gráficos o la banda sonora no luzcan igual que en la versión original, la calidad de Toriyama y Sugiyama sigue presente en respectivos campos; y este sigue siendo el gran juego que fue hace más de una década); vendrán con estos otros alicientes, como los ya mencionados, dos nuevos personajes para el grupo; el nuevo uso del mapamundi (podemos también hacer zoom en él o moverlo a nuestro gusto); la inclusión de nuevas escenas sobre el pasado del protagonista o Dhoulmagus, y hasta un nuevo final alternativo.

Un aspecto a tener en cuenta también, es que los encuentros contra los enemigos no sucederán como en la versión original, sino que se apostará por lo que ocurría en videojuegos como Zelda II – The Adventure of Link, la saga Mana (Seiken Densetsu), o propias entregas anteriores en lanzamiento a este Dragon Quest, como la 9º o la 7º (ésta en su relanzamiento para 3DS), y es que los enemigos serán visibles en los escenarios; cosa que nos hará planear si queremos luchar contra ellos o no (aunque esto no lo hará más fácil en según qué lugares, donde será imposible esquivar a ciertos enemigos por su tamaño o velocidad para perseguirnos).

Esta posibilidad, nos facilitará el subir de nivel, o el simplemente pasar por zonas donde no queremos demorarnos mucho (por ejemplo, hará más fácil buscar limos metálicos para subir de nivel en cierta zona y momento del juego). Los enemigos a reclutar para la arena de Morrie, aparecerán con un icono sobre ellos, que nos ayudará a distinguirlos de los normales.

La dificultad sigue prácticamente intacta (aunque algunas armas o ataques han sido re-balanceados), eso sí, pero el juego nos parecerá más fácil que en Playstation 2 por este añadido comentado anteriormente, la habilidad de poder asignar tácticas también al personaje principal (en la versión original no podíamos hacerlo con él, tan sólo con Yangus, Jessica y Angelo); o la posibilidad de acelerar las animaciones durante el combate, lo que hará que tardemos mucho menos en finalizarlos.

Quizás disguste a algunos, pero al subir de nivel, el personaje que lo haga, verá su salud y su maná restaurados, algo muy de agradecer en una versión portátil, donde tener que salir de las mazmorras y volver, sería un engorro y supondría gastar más tiempo y batería de los necesarios.

Pese a esto, no habéis de preocuparos, ya que la dificultad elevada y la necesidad de subir de nivel estarán aún presentes (habrá monstruos normales que acudirán en bandadas enormes, poniéndonos las cosas difíciles, y ni qué hablar de ciertos jefes que nos fulminarán de un sólo golpe a un miembro del equipo…); algo que, por desgracia, no pudimos recibir con el remake de Dragon Quest VII publicado hace poco, donde la dificultad se vio mermada quizás en demasía.

El hecho de que el pote de alquimia realice las combinaciones de forma instantánea desde el principio del juego, también nos aligerará la tarea de avanzar en la aventura. Podemos incluso no asignar los puntos de habilidad que nuestros personajes ganen al subir cada nivel, para hacerlo cuando gustemos, y así pensar mejor en qué rama deseamos hacerlos mejorar (espadas, bastones, hachas, etc.). Habrá nuevas recetas para dicho pote, y también nuevos objetos de equipo, enemigos, y misiones de arena.

Como añadido, también contaremos con la opción de guardado rápido (podremos guardar en cualquier lugar en un slot de guardado específico para tal fin), algo muy útil, y, más si tenemos en cuenta que nos encontramos ante una versión portátil de un RPG con algunas mazmorras realmente extensas, y decenas de horas para ser completado (sin llegar al nivel de longitud que encontraremos en el genial Dragon Quest VII).

La pantalla inferior no se usará demasiado, pero sí se agradece que tanto el mapa, como las estadísticas y datos de los personajes aparezcan en esta, mientras en la superior podemos ver con claridad a los enemigos y a nuestros protagonistas cuando se enzarzan en combate contra ellos. También podremos usar la pantalla inferior para invocar a cierto personaje que nos facilitará el recorrido por el mundo. Hablando de transporte, los vehículos ahora funcionarán mejor, gracias a ciertos cambios en la cámara y mejorando las colisiones para con elementos del mapa.

Quizás lo más polémico, es que, para conseguir llegar a un mayor rango de edades, el videojuego ha sufrido cierta censura, tanto en algunos atuendos para nuestros personajes, como en algunas escenas cinemáticas; que si bien no alterarán para nada la experiencia de juego.

Esto será algo además positivo en gran parte por el tratamiento discriminatorio o machista que recibía Jessica con según qué atuendos (dudo que una señorita de alta cuna “vistiese” para combatir, con según qué “ropajes” de los que había disponibles en Playstation 2 tal como se veían en esa versión, incluso para una chica valiente y capaz como Jessica); además, ahora no sólo Jessica o el Héroe podrán cambiar de aspecto, sino que los demás personajes del grupo (incluyendo a Rubí y Morrie) podrán también tener nuevos aspectos de equipo, visibles durante la aventura.

Yangus y Angelo con trajes alternativos, una de las nuevas opciones de contenido para Dragon Quest VIII en 3DS
Yangus y Angelo con trajes alternativos, una de las nuevas opciones de contenido para Dragon Quest VIII en 3DS.

Para concluir, nos encontraremos con el modo foto, usado en las capturas justo arriba, que nos permitirá realizar instantáneas de cualquier lugar del juego (excepto durante cinemáticas).

Si disponemos del accesorio Circle Pad Pro de Nintendo, podremos manejar la cámara a voluntad, al igual que si nuestra consola es la versión New de Nintendo 3DS, en que podremos hacer esto mismo mediante el uso del c-stick incorporado en estos modelos.

El modo de fotografía nos permitirá además completar una serie de retos (como fotografiar a todos los limos dorados de las diversas localizaciones de Dragon Quest VIII), por los que recibiremos diversos premios, tales como objetos útiles para la aventura, o elementos de equipo para el grupo. Tendremos además algunas capacidades para editar las fotografías (sellos, cambiar la pose de los personajes, etc.), y la de compartirlas con otros usuarios gracias a la función StreetPass de Nintendo 3DS.

Arte oficial de Dragon Quest VIII - El periplo del rey maldito
Arte oficial de Dragon Quest VIII – El periplo del rey maldito.

 

 

 

 

 

NOTA

Historia
85%
Gráficos
80%
Sonido
85%
Originalidad
65%
Jugabilidad
95%

Dragon Quest VIII – El periplo del rey maldito

Dragon Quest VIII – El periplo del rey maldito, es uno de esos imprescindibles de la videoconsola portátil de Nintendo. Si bien, al ser una remasterización, pecará pues de algo de falta de frescura por ello; y, sin ser la edición ni versión perfecta que muchos entusiastas del original estaban esperando; es un videojuego verdaderamente notable, con mucho contenido añadido y nuevas mecánicas que atraerán a jugarlo, a la par que respeta la experiencia original. La ambientación está completamente lograda, y el carisma y humor de los personajes que pueblan su mundo sigue intacto, así como el encanto de recorrerlo e intentar desvelar todos sus secretos. Igualmente atractivo para quienes hayan jugado a la versión de Playstation 2. Definitivamente, una de las entregas por las que comenzar a jugar la saga Dragon Quest, tal como sucedía con el VIII original.
Bio del autor

Andrés Domenech Alcaide

Licenciado, magíster y doctorando en Bellas Artes, en la especialidad de dibujo y creación artística. Actualmente redactando una tesis doctoral, dirigida por el autor español Sergio García Sánchez, sobre la influencia de las diferentes Artes en el proceso creativo de un videojuego. En especial las disciplinas relacionadas con el arte secuencial (cómic, cine, animación). Gran aficionado por la cultura japonesa y la historia de dicho país, a la par que España, mi país de orígen. Videojugador desde poco después de aprender a caminar, admiro a creativos como Miyamoto, Aonuma o Kojima; uno de mis sueños es montar mi propio estudio de videojuegos en España o Japón, y/o colaborar en producciones como jefe de arte o diseñador de personajes.